Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
 
Spanish English French Portuguese

 

Devocionales

Enter Amount:





 
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
 
La Última Llamada Charles Finney
General
Lunes, 21 de Julio de 2014 17:40
Indice del artículo
La Última Llamada Charles Finney
Qué es un Avivamiento
Cuándo en Necesario un Avivamiento
Cuándo se puede esperar un Avivamiento
Cómo Promover un Avivamiento
La Oración que Prevalece
La Oración de Fe
El Espíritu de Oración
Cuando estamos llenos del Espíritu
Los Resultados de tener el Espíritu
Reuniones de Oración
Como Testificar a los Inconversos
Se requiere Sabiduría para Ganar Almas
El Ministro Sabio Triunfará Siempre
Cómo Predicar el Evangelio
Cómo pueden las Iglesias ayudar a los Ministros
Obstáculos para el Avivamiento
Necesidad y Efecto de la Unión
Consuelo falso para los pecadores
Consejos para pecadores
Instrucciones para los Convertidos
Los Apóstatas de Corazón
Crecer en la Gracia
Todas las páginas
Bookmark and Share

LA ÚLTIMA LLAMADA


Por J.T.C



CRISTIANOS, ESTE LIBRO OS OFRECE EL SECRETO DE OBTENER UN AVIVAMIENTO. ESTUDIAD Y PONED EN PRÁCTICA ESTAS ENSEÑANZAS EN VUESTRA PROPIA VIDA Y EN VUESTRA IGLESIA.

 

 

LA HORA DE JUGAR HA PASADO. SI NO ESTÁIS INTERESADOS EN UN AVIVAMIENTO, COMENZAD A BUSCAR CILICIO Y CENIZA, PUES PRONTO LAS SIGUIENTES ESCENAS COBRARAN REALIDAD.

Charles G- Finney


 







 

 

AVIVAMIENTO O MARTIRIO

 

La decisión es tuya

 

En efecto, esta es

LA ÚLTIMA LLAMADA

 

Hace cien años Dios levantó una voz tan penetrante que llegó hasta los duros corazones de las iglesias dormidas. Los cristianos se estremecieron y encolerizaron ante sus palabras. Era la voz de Charles G. Finney. Un gran avivamiento sacu­dió a los Estados Unidos.

 

Hoy no existe una voz lo suficientemente fuerte como para despertar a los cristianos que dormitan. Sin embargo, el fin de los tiempos se acerca. Por eso el Señor ha puesto en mi corazón ofrecer a los creyentes algunas de las candentes palabras de Finney. Que el Señor las use para encender las llamas de un avivamiento.

Nuestro Rey ya viene. Que a su regreso nos encuentre labo­rando.


 




 

QUE ES UN AVIVAMIENTO

 

Un avivamiento no es más que un renacer de la obediencia a Dios.

 

El avivamiento siempre incluye convicción de pecado de parte de la Iglesia. Los profesantes apóstatas no pueden volver en sí y de la noche a la mañana comenzar en el servicio de Dios. Antes, han de escudriñarse profundamente. Las fuentes del pecado necesitan romperse.

 

En un avivamiento verdadero los cristianos se ven tan pecadores que muchas veces les parece imposible que Dios los acepte. En su apostasía estaban ciegos al pecado. Tenían el corazón endurecido como el mármol. Las verdades bíblicas les eran un sueño. Reconocían que eran ciertas: sus conciencias y sus juicios lo corroboraban, pero no lo veían en alto relieve, en toda la candente realidad de la eternidad. Pero al llegarles el avivamiento, dejan de ver en los hombres a seres que "vegetan", pues los ven bajo esa luz penetrante que renueva el amor de Dios en sus corazones. Esto los impulsa a poner empeño en llevar a otros a los pies de Cristo. Lamentan que los demás no amen a ese Dios que tanto aman. Y se entregan de todo corazón a la tarea de persuadir a sus vecinos para que reciban a Cristo en sus corazones. Así que su amor por los hombres se renueva y sienten inflamarse en ellos un dulce y ardoroso amor por las almas, y anhelan la salvación del mundo entero. Sienten agonía por las personas que desean ver  salvas: amigos, familiares, enemigos. No solamente les instan a que entreguen sus corazones a Dios, sino que los llevan a Dios en los brazos de la fe, y con fuerte llanto y lágrimas ruegan a Dios que se apiade de ellos y salve sus almas del fuego eterno.

 

Cuando las iglesias se avivan y transforman de esta manera, la transformación y la salvación de los pecadores no tarda, el corazón se les quebranta. Muchas veces los más disolutos son los primeros en rendirse: prostitutas, borrachos, infieles e individuos de todas las calañas, despiertan y se convierten. Lo peor del género humano se suaviza y regenera hasta convertirse en un bello espécimen de la belleza de la santidad.


 


Cuando los malos triunfan sobre las iglesias y las injurian, es hora de procurar un avivamiento religioso. 


 

Un avivamiento es lo único que puede disipar el oprobio de la Iglesia y restituir la verdadera vida cristiana al lugar que debe ocupar en la estimación del público. Sin un avivamiento, la Iglesia seguirá llenándose de oprobio hasta verse abrumada por el desprecio universal. Tiene que haber un enérgico despertar de los cristianos y un derramamiento del Espíritu de Dios, o el mundo se reirá de la Iglesia. Un avivamiento es indispensable entonces para que el juicio de Dios no caiga sobre la Iglesia.

 

Esta sería una prédica extraña si los avivamientos fueran milagros, y si la Iglesia no tuviera más poder para producirlos que el que tiene para producir tormentas. No podríamos decir a la Iglesia: "A menos que haya un avivamiento, el juicio de Dios caerá sobre vosotros". El caso es que los cristianos tienen más culpa por no estar avivados que los pecadores por no estar convertidos. Y si no se avivan pueden estar completamente seguros que Dios les mandará juicio.

 

 

Muchas personas se alarman cuando vislumbran cualquier intento por promover un avivamiento y gritan: "Estáis tratando de traer un avivamiento basado en vuestras propias fuerzas. Cuidado, porque os estáis metiendo en algo que corresponde a la soberanía de Dios. Mejor es dejar las cosas como están y dejar que Dios nos envíe el avivamiento cuando lo estime más conveniente. Dios es soberano, y no está bien que tratéis de lograr un avivamiento por el simple hecho de que penséis que se necesita".»

 

Esto es exactamente lo que el diablo quiere que prediquemos. Los hombres jamás realizan mejor la labor del diablo que cuando ponen la soberanía de Dios como pretexto para no esforzarse en lograr un avivamiento.



CUANDO SE PUEDE ESPERAR



UN AVIVAMIENTO









 

 

Cuando la maldad de los perversos aflige, humilla y angustia a los

Cristianos..





COMO PROMOVER UN AVIVAMIENTO 

 

Mira hacia atrás, a tu pasado. Toma uno a uno tus pecados y examínalos. No es que hayas de tirar una simple mirada al pasado y al encontrarlo lleno de pecado, hacer una confesión general y pedir que te sean perdonados. NO. Debes examinarlos uno a uno. Sería bueno que tomaras papel y lápiz y los fueras anotando según los vayas recordando. Repásalos con el mismo cuidado con que un comerciante repasa sus libros. Las confesiones de pecado no bastan. Uno por uno los fuiste cometiendo, y uno por uno debes irlos analizando y arrepintiéndote.

 

Una vez que hayas repasado todo tu pasado en esta forma, exhaustivamente, léete la lista poniendo en este empeño la más solemne atención. Verás que lo que has escrito te sugerirá algunas otras cosas relacionadas con ellas o acerca de ellas de las cuales eres culpable. Entonces, vuelve « repasar la lista y recordarás otras cosas. Al final te darás cuenta de que en esta vida puedes recordar un montón de cosas del pasado, y particularmente acciones tuyas, que creías que ni en la eternidad recordarías.  

 

A menos que examines tus pecados en esta forma y los consideres detalladamente uno por uno, no podrás formarte una idea exacta de la cantidad de pecados que has cometido. Debes preparar esta lista minuciosa, cuidadosa y solemnemente, como si estuvieras preparándote para el Juicio.

CONSIDERA LOS SIGUIENTES PECADOS:

 

 

 

INGRATITUD:

Enumera los actos de bondad de Dios para
contigo cuando aún andabas en pecado, por los cuales nunca te has mostrado suficientemente agradecido. Enumera también las veces en que Él ha tenido misericordia de ti desde entonces.


 

 





 




INTERES  EN  LA  SALVACION

DE LOS  PAGANOS

 

Tal vez no te has interesado en ellos lo suficiente como para tratar de enterarte del estado en que viven, y quizá ni siquiera para tomar en tus manos una revista misionera. 

 

Analízalo, ¿Te interesan de veras las almas  perdidas? Define exactamente   tus   sentimientos hacia ellos y el interés que tienes en que se salven.

Tus deseos de que se salven se saben por las veces en que abnegadamente das de ti mismo para que se les lleve el evangelio. ¿Te privas por ellos aun de esas dañinas superfluidades de la vida como el té, el café y el tabaco? ¿Estás dispuesto a reducir a un mínimo tus gastos por salvarlos? ¿Oras por ello en privado? ¿Sueles ir acumulando asuntos para presentarlos al Señor cuando os reunís a orar? Si no estás haciendo esto, si tu alma no agoniza por los pobres paganos que viven en tinieblas, ¿por qué eres tan hipócrita de decir que eres cristiano?

¡Tu actitud es un insulto al Señor Jesucristo!

























Añade estas cosas a tu lista!







 

''Haced para vosotros barbecho; porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os enseñe justicia". (Oseas 10:12)

 

"Haced para vosotros barbecho" quiere decir quebrantad vuestros corazones, preparad vuestras mentes para poder llevar frutos al Señor.

 

Resuelve uno por uno estos asuntos. Hazlo ahora. No lo pospon­gas, pues con ello estarás empeoran­do la situación. Confiésale a Dios  los pecados contra ÉL, y a los hombres, los pecados que has come­tido contra los hombres.

No creas que podrás salir del paso eludiendo las piedras de tropiezo. ¡Quítalas del camino! Para "hacer para ti barbecho" tienes que quitar todos los obstáculos. Quizás queden cosas que consideras sin importancia; pero muchas veces uno se pregunta por qué no siente lo que desea sentir en la vida cristiana, y es que la mente orgullosa y carnal mantienen oculto algo que Dios quiere que se confiese y elimine. Rompe  bien el terreno y remuévelo. No seas "terco", como le dice el campesino a la bestia. No te amedrenten las pequeñas dificultades; hunde en ellas el arado, profundamente, y remueve la tierra que se ablande y suavice y pueda recibir la semilla y "dar frutos al ciento por uno".

 



LA ORACION QUE PREVALECE


 

 

La mayoría de los cristianos llegan a este tipo de oración a través de un largo proceso. La mente gradualmente se les va llenando de ansiedad en cuanto algo.
Llega el momento en que
aun en sus trabajos con suspiros presentan sus anhelos a Dios. Es como la madre que tiene el hijo enfermo y se pasa el día suspiran­do como si el corazón se le fuera a partir.

Si es una madre que ora, sus suspiros los dirige a Dios. Si sale del  cuarto en que está el niño su mente permanece allí y se des­pierta sobresaltada pensando que el niño está muriendo.


Tiene la
mente absorta en el niño enfermo. Este es el estado mental en que los cristianos ofrecen la oración que prevalece.


     
 

 

Si lo que quieres es orar en forma efectiva, ora intensamente. Se dice que el Apóstol Santiago oraba tanto que al morir tenía las rodillas encallecidas como las de un camello. ¡Ese era el secreto del triunfo de los ministros de la Iglesia primitiva! ¡Tenían rodillas encallecidas!

 

SI DESEAS QUE TU ORACION SEA EFECTIVA,
OFRÉCELA EN EL NOMBRE DE CRISTO.

 

 

 

He aquí lo que me conto un ministro una vez. En cierto pueblo hace años que no tenían avivamiento; la iglesia estaba casi extinta, los jóvenes eran todos inconversos y la desolación reinaba por doquier.  En un lugar apartado del pueblo vivía un anciano, herrero de oficio, tan tartamudo que daba pena oírle. Un viernes, mientras trabajaba a solas en el taller, no podía arrancarse del pensamiento la condición  en que la iglesia se encontraba. Llego a sentir tal agonía que tuvo que dejar de trabajar, cerrar el taller y pasarse la tarde en oración. 

 

 

Siguió orando. El domingo, llamó al ministro y le urgió a que convocara a una reunión extraordinaria. Tras vacilar algo, el ministro consintió, no sin hacer constar sus temores de que pocos asistieran. La reunión habría de celebrarse aquella noche en una amplia casa particular. Se congregaron más de los que cabían en la casa. Permanecieron en silencio por algún rato, hasta que un pecador rompió a llorar y pidió que si alguien podía, orará por él. Luego otro hizo lo mismo, y otro, y otro más, hasta que se supo que el pueblo entero estaba bajo profunda convicción. Y, lo más extraordinario, habían empezado a sentir esa convicción de pecado mientras el anciano herrero oraba en su taller.




    
LA ORACION DE FE

 

 

POR TANTO, OS DIGO, QUE TODO LO QUE PIDIEREIS ORANDO, CREED QUE LO RECIBIREIS, Y OS VENDRA.        

 

 

San Marcos 11:24

 

 

Primero, debes obtener la evidencia de que Dios concederá la bendición. ¿Cómo se las arreglo Daniel para ofrecer su oración de fe? Escudriñó las Escrituras. No puedes dejar que la Biblia se te pudra en el estante y esperar que Dios te revele sus promesas. Escudriña las Escrituras y trata de descubrir alguna promesa general o especial o alguna profecía  sobre la que puedas afirmarte. Repasa la Biblia y veras que está llena de promesas preciosas, que  puedes obtener por fe.

 

 

Debes perseverar. Orar por algo una vez y cesar no es orar con fe. Fíjate en Daniel. Daniel oro veintiún  días y no cesó hasta que obtuvo lo que pedía. Volvió el corazón y el rostro hacia el Señor para buscarle en oración y súplica, con ayuno, cilicio y ceniza y así se mantuvo durante tres semanas hasta que le llego la respuesta. Y ¿Por qué no llegó antes?  Dios envió a un Arcángel con el mensaje, pero el diablo se le estuvo interponiendo. Mira lo que CRISTO dice en la parábola  del juez  injusto  y en la parábola del amigo importuno. ¿Qué nos enseña a través de ellas? Que Dios contesta la oración  cuando ésta es insistente. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos que claman  a El día y de noche?

 

 (S. Lucas 18:7)

 

 

 




EL ESPIRITU DE ORACION

Si vas orar con fe, procurar andar con Dios todos los días. Si lo haces, Él te dirá por lo que tienes que orar. Sé lleno del Espíritu y Él te dará suficientes motivos de oración. Él te dará tanto espíritu y Él te dará tanto como fortaleza física tengas para resistir.



 

 

El intercede por los santos; “el Espíritu mismo intercede  por nosotros” y “nos ayuda en nuestra debilidad”, cuando “no sabemos cómo hemos de pedir como conviene”.  El ayuda a los cristianos  a orar “de acuerdo con la voluntad de Dios”, o por las cosas que Dios desea que ellos oren.

El Espíritu hace que el cristiano comprenda el valor de las almas, la culpabilidad de los pecadores y el peligro en que se encuentran en su estado actual.


 

 

CUANDO ESTAMOS LLENOS DEL ESPIRITU

 

 

No es que Dios tenga que hacerlo, sino que nos da su Espíritu porque ha prometido darlo a los que se lo pidan. “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre Celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (S. Lucas 11:13) Si reclamas el Espíritu Santo, Dios te lo dará. Lo tiene prometido.

















 

 


 

CONSECUENCIAS DE TENER LA

PLENITUD DEL ESPIRITU

 

 

Si uno está lleno del Espíritu de Dios, es de esperar que sienta gran dolor por la condición  de la iglesia y el mundo. Algunos epicúreos espirituales piden ser llenos del Espíritu porque piensan que Él los hará perfectamente felices. Algunos piensan que el  cristiano espiritual está siempre libre de penas. No hay equivocación  mayor que esa. Lee la Biblia y ve cómo los profetas y apóstoles siempre gemían  y sufrían al ver el estado de la iglesia y el mundo.

 

Si estas lleno del Espíritu no te angustiaras, amargaras, ni preocuparas cuando la gente hable en contra tuya. Para mí la gente que se irrita y se pone nerviosa por cualquier cosa que le acontezca, no tiene el Espíritu de Cristo.

 

Tendrás  calma en la aflicción; no te sentirás confuso ni consternado cuando veas que la tormenta se acerca. La gente se asombrará de la calma y el buen humor de que harás gala frente a las grandes pruebas, pues ignoran la fortaleza interior de los que están llenos del  Espíritu.

 

 
































"Todo ministro debiera saber que si descuida las Reuniones de Oración
los demás esfuerzos son en vano."







 

Ni el uno por ciento de las verdades que se predican surten efecto porque la vida de los que las profesan declaran lo contrario.

 

 
 

 

Todo cristiano impresiona positivamente o negativamente con su conducta. Su apariencia, su vestuario, su porte, causan siempre alguna impresión, ya sea esta para bien o para mal. Irremediablemente testifica en pro  o en contra del evangelio. Está recogiendo con CRISTO o desparramando.

A cada paso estás tocando acordes que vibrarán por la eternidad. Cada vez que te mueves tocas notas que repercutirán en las colinas y valles del cielo y en las oscuras cavernas del infierno. Cada momento de tu vida ejerces una tremenda influencia sobre el destino eterno de las almas que te rodean.

 

 

SI LA IGLESIA VIVIERA UNA SEMANA COM0 SI CREYERA
LO QUE LA BIBLIA DICE, LOS PECADORES
SE ABLANDARIAN ANTE ELLA”

 
– FINNEY.


 



























COMO PREDICAR EL EVANGELIO

 

“EL QUE GANA ALMAS ES SABIO”

 

PROVERBIOS 11:30

 

En cuanto a la predicación, ésta debe ser práctica. La finalidad de toda doctrina es que se ponga en práctica.   Predicar doctrinas que no se pueden  poner en práctica,  no es predicar el evangelio. No existe  ese tipo de predicación en la Biblia.  “Toda la Escritura es inspirada por Dios  y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra (2 de Timoteo 3:16,17).

 

La predicación  debe ser directa. Debemos predicar acerca del evangelio y no acerca de ningún hombre. La predicación debe estar dirigida a los oyentes. El ministro debe predicarles refiriéndose a ellos, y no debe dejar la impresión  de que está refiriéndose a otras personas. De nada servirá la predicación  sino convence  a cada individuo de que él  es la persona en cuestión.  Muchos predicadores  temen  dar la impresión  de que se están  refiriendo a alguien  en particular. Predican contra ciertos pecados, pero procuran hablar de tal manera que ninguno de sus oyentes pueda pensar que son culpables de tales abominables prácticas. ¡Eso no es predicar el Evangelio! Cristo, los profetas y los apóstoles no predicaron de esa manera. Tampoco predica así el ministro que tiene éxito en ganar almas para Cristo.

 

Si un ministro desea que se produzca un avivamiento debe procurar no introducir controversia alguna. Las controversias alejan el Espíritu de Dios.

En la predicación deben abundar las ilustraciones, tomadas de casos reales o ficticios. Jesucristo constantemente ilustraba sus enseñanzas. Lo mismo presentaba un principio y luego lo ilustraba  con una parábola (narración de un suceso imaginario del que  se deduce por comparación o semejanza una señal moral) que representaba una parábola con un principio implícito. Hay millones de hechos de los que se puede sacar provecho; sin embargo, pocos ministros se atreven a usarlo por temor a que alguien  diga que lo único que sabe es  hacer cuentos. ¿Y qué? ¡Así predico Jesús! Y es la única manera de predicar bien.

 

Por cierto, sé que muchas brillantes mentalidades toman idea que nunca se les había ocurrido de ilustraciones ideadas para que los niños puedan entender  el evangelio. Tales mentalidades por lo general están atareadas con los problemas de este mundo y no piensan mucho en la vida cristiana y por lo tanto necesitan de la predicación simple, y ésta les agrada.

 

¿Qué es eso de dignidad del púlpito? ¿Quién ha dicho que el ministro tiene que subir al púlpito a mantener su dignidad? Una vez escuche a un misionero ingles  predicar exactamente en esa forma. Creo que era un buen hombre y fuera del púlpito hablaba como una persona sincera. Pero tan pronto  subía al púlpito, se convertía en un perfecto  autómata, con una soberbia, una  afectación y un tono que dormía  a cualquiera. Y al parecer todo era porque  deseaba mantener  la dignidad del púlpito.

 

 

Este  tipo de predicación es tildada de teatral. El obispo  de Londres  una ve pregunto a Garrick, el célebre  actor, porque los artistas  al representar una simple ficción  conmovían al auditorio, y hasta le arrancaban  lágrimas, mientras los ministros, al presentar la más solemne  de todas las realidades, apenas podían obtener la atención al púlpito. Garrick le explico sabiamente.

 

-Es que nosotros presentamos la ficción  como si fuera realidad, mientras que ustedes presentan la realidad como si fueran ficción.

 

El actor combina la acción  con la palabra, y la palabra con la acción. Sus miradas, sus gestos, sus ademanes, tienen el propósito de expresar a cabalidad el pensamiento del autor. Esto es lo que el predicador debe intentar también. Y si “teatral”  se llama la forma más enfática de expresar los sentimientos, mientras más teatral sea, mejor es. Y si los ministros son demasiado rígidos y la gente demasiado melindrosa para aprender de un artista o del teatro el mejor método  de influir en el ánimo de los oyentes, despertar los sentimientos y difundir el calor de un pensamiento ardoroso a la congregación, seguirán con su insulsez, sus lecturas y su almidonada santurronería. Pero han de recordar e intenten mantener la “dignidad del púlpito”, los teatros seguirán abarrotados y los pecadores se irán al infierno.

 

CUANDO HAY UNA VACANTE PARA UN MINISTRO,

USUALMENTE SON DOS ASPECTOS QUE SE TOMAN EN CONSIDERACIÓN:

 

1)       ¿ES POPULAR?   2) ¿ES UNA PERSONA BIEN INSTRUIDA?

 

 

SIN EMBARGO, LO MÁS IMPORTANTE ES:

 

 

 

¿TIENE SABIDURIA PARA GANAR ALMAS? SINO TIENE ESTE DON, TUS HIJOS Y TUS VECINOS ESTARAN EN GRAN PELIGRO OYENDOLE PREDICAR.


 

 

¿CÓMO PUEDEN LAS IGLESIAS AYUDAR A LOS MINISTROS?


 

COSAS QUE SE DEBEN EVITAR

 

Por todos los medios, desechad la idea de que el ministro es el único que debe promover los avivamientos. Muchos cristianos profesantes se inclinan hacia una actitud pasiva en este asunto, como si éste no fuera de su incumbencia. Han empleado a un ministro y le pagan para que los

sustente  con enseñanzas y solaz (placer, entretenimiento y descanso de las actividades habituales) y ahora no tienen otra cosa  que hacer  que sentarse y engullir  el alimento que se les da. Su parte es pagarle el salario y asistir a sus predicaciones, y con esto creen que están haciendo muchísimo.  De él se espera que predique una doctrina  sana y pura, que sepa auxiliarles y que les haga sentirse bien. Así esperan alcanzar el cielo. Os digo que IRÁN  AL INFIERNO Si esta es la religión que profesan. Ese no es el camino al cielo.

 

Puedes estar seguro que si este espíritu permanece en la iglesia, por bueno que el ministro sea, la iglesia impedirá  el avivamiento. Por fiel, devoto, talentoso y elocuente que sea el ministro, por mucho que se agote y aun destruya su propia  vida, poco o ningún  avivamiento logrará.




 



 










 





OBSTACULOS PARA LOS AVIVAMIENTOS

 El Avivamiento cesará tan pronto la Iglesia crea que ha cesado
.




 
















 

El avivamiento cesará cuando la iglesia se extenúe de tanto trabajar. Muchos cristianos son tan descuidados y tienen tan poco juicio, que abandonan los hábitos del diario vivir, se descuidan en el comer y en el dormir y permiten que el entusiasmo los consuma. Son tan imprudentes que pronto se extenúan y les es imposible continuar el trabajo. Los avivamientos a menudo cesan por negligencia e imprudencia en este respecto por parte de los dirigentes, y la decadencia comienza.

  

 

      Cuando la iglesia, de alguna manera contrista al Espíritu  Santo.

 

             Cuando los cristianos se niegan a dar al señor según los beneficios recibidos.

 

              Las murmuraciones contra el avivamiento, pueden apagarlo.

  Si la Iglesia desea un Avivamiento debe santificar el Día del Señor.

 

             El avivamiento cesará cuando la iglesia se ponga a especular sobre doctrinas abstractas. 

 

Cualquier avivamiento decae y muere, a menos que los cristianos frecuentemente se redediquen. Quiero decir que los cristianos, para mantener el espíritu de avivamiento necesitan sentirse con frecuencia convictos, humillados y quebrantados ante Dios, y “Rededicarse”. Esto es algo que muchos no comprenden, cuando hablamos de cristianos rededicados.


 

OBSTACULOS PARA EL AVIVAMIENTO

 

Pero la Realidad es que en un avivamiento, el corazón cristiano tiende a encontrarse y a perder el gusto de las cosas divinas; su unción y su constancia en la oración disminuyen, y entonces tiene que consagrarse de nuevo. Es imposible mantenerse en tal estado que no dañe la obra, a menos que pase por tal proceso en intervalos de pocos días. Nunca he colaborado en avivamientos con una persona que haya mantenido el ritmo de trabajo y haya sido capaz de mantener el avivamiento continuamente, que no pasara por un proceso de quebrantamiento quizás  una vez  cada dos o tres semanas.

 

Pero cuando satanás logra que la atención se fije en  cualesquiera de otros asuntos, el avivamiento cesa.


 

En cierto lugar en que había un avivamiento, varios ministros se confabularon contra el pastor y urdieron un plan para hacerle daño. Lograron hacerlo comparecer  ante el presbiterio y el juicio duró seis semanas, precisamente en medio del avivamiento; pero así y todo la obra continuó.

 

 

 

 

BAJO CUALQUIER CIRCUNSTANCIA, SEGUID ORANDO…

 

Los fervientes miembros de la iglesia se dieron de tal forma al trabajo que este continuo triunfalmente durante el proceso. El pastor fue llamado a comparecer ante el juicio, pero otro ministro le sustituyó en el trabajo y los miembros no asistieron al juicio, sino que se mantuvieron orando y trabajando  por las almas, y el avivamiento se sobrepuso  a la tormenta. En muchos lugares se ha levantado oposición a la iglesia, pero un grupo de almas humildes  se ha mantenido en su trabajo y nuestro bondadoso Dios ha intervenido y ha permitido que el avivamiento siga adelante a pesar de la oposición.

 

 

 

LA IGLESIA DEBE ESTAR DE ACUERDO

 

 

¡Cuánto podría hacerse si encontráramos aunque fuera una iglesia que estuviera en perfecta unanimidad en cuanto a estos asuntos! ¿Qué estarán pensando los cristianos, y como podrán  estar tranquilos cuando Dios ha prometido que si dos personas se ponen de acuerdo al formular una petición, esta será concedida?  ¡Que amargo será recordar las disputas en la iglesia cuando veamos a las multitudes de almas que han ido al infierno por no trabajar y orar unidos por su salvación!



 
 










CONSUELO FALSO PARA LOS PECADORES

 

El propósito primordial al tratar con un pecador es eliminar las dificultades e ignorancias, borrar los errores, minar los fundamentos  mismos de su esperanza auto justificativo y eliminar todo vestigio de alivio que pueda encontrar en sí mismo.  Esto a veces se hace difícil y se requiere destreza.  A menudo los pecadores se aferran desesperadamente  a una falsa seguridad. Lo menos  que se les ocurre  es ir a Jesucristo en busca de alivio. Prefieren salvarse de cualquier otra manera.  Prefieren hacer cualquier sacrificio, antes que declararse culpables ante el Cristo que los puede salvar. Lo menos que desean es salvarse de esta forma. Esto les hiere el orgullo y rehúsan aceptarlo.


 

 






 

ERRORES QUE SE COMETEN AL ORAR POR LOS PECADORES

 

 

¿Pobres pecadores? La Biblia nunca los llama "pobres pecadores", como si merecieran más compasión que condenación. Dios se compadece de los pecadores. El corazón le late de compasión cuando los ve proseguir, caprichosos y obstinados, tras la satisfacción de sus lujurias. Pero El jamás da la impresión de que considera "pobres criaturas" que merecen compasión porque no pueden hacer nada por remediar su estado. La idea de que es pobre y no malvado, infortunado y no culpable, les quita un gran peso de encima. En una reunión vi a un pecador retorcerse de agonía ante la verdad, hasta que alguien en su oración se refirió a él como "pobre criatura". Al escuchado, se le saltaron las lágrimas, y rompió a llorar. Mientras exclamaba agradecido.

 

-¡Qué oración tan bella!

 

Si ahora fueras a conversar con aquel pecador, probablemente te lo encuentres compadeciéndose de si mismo, tan infortunada criatura o llorando su triste condición. Pero su convicción de pecado, aquel sentimiento de culpa terrible ha desaparecido.



 

 

CONSEJOS PARA PECADORES

¿QUE DEBO HACER PARA SER SALVO?
                                                        Hechos 16:30

Malos consejos

 

En nuestro consejo no debe faltar la exhortación a tener pureza de corazón y obedecer a Cristo. En otras palabras, nada es apropiado si no implica el convertirse en cristiano.

Su gran objetivo al luchar con ellos es arrancarlos de sus escondrijos y llevarlos inmediatamente a los pies de Cristo.


 



 

 

Mucho depende de la forma en que se trata a la persona  cuando está bajo convicción. Gran parte de su bienestar y  utilidad futura dependen dé la claridad, seguridad y firmeza con que lo dirijan en el evangelio cuando está bajo convicción.

'Si quienes tratan con él temen ahondar bien en todos los asuntos, siempre será un cristiano pobre, enfermizo y dudoso. Lo mejor es hablar exhaustiva y francamente con el pecador, rechazar toda excusa que presente y mostrarle claramente el estado en que se encuentra y lo que tiene que hacer.

Hasta donde he podido observar. Las personas que se convierten más repentinamente llegar a ser mejores cristianos.



INSTRUCCIONES PARA LOS CONVERTIDOS

 

APACIENTA MIS CORDEROS.”             JUAN 21:15.

 

LAS ESPERANZAS DE LOS RECIEN CONVERTIDOS.

 

Por lo general hacemos mal cuando le decimos a una persona que es cristiana. Lo más probable es que hayamos juzgado prematuramente. Por sí o por no, mejor es que lo descubran por sí mismos, si es que no se dan cuenta al instante. Cuando las personas expresan confianza y duda a la vez, generalmente es porque la obra está incompleta.



 




COSAS IMPORTANTES QUE DEBEN ENSEÑARSE






 

COMO  DEBE TRATAR LA IGLESIA A LOS RECIEN CONVERTIDOS

 

La iglesia debe cuidarlos y señalarles los peligros, igual que la madre amorosa cuida de los hijos pequeños, Los recién convertidos desconocen los peligros que les rodean. Desconocen los ardides del diablo, las tentaciones del mundo. El poder de sus propias pasiones y hábitos y otros innumerables peligros. Si no se les cuida y aconseja debidamente, caerán en ellos. Reprendedles con suavidad Cuando los cristianos crean necesario reprender a un recién convertido, deben hacerlo con extremo cuidado. Los miembros más maduros de la Iglesia deben cuidar fielmente a los recién convertidos, y si éstos empiezan a perder terreno o a desviarse del camino, deben amonestarlos en seguida y, si es necesario, reprenderlos. Pero si no se va a hacer como se debe, es mejor no hacerlo.

 

 

••Si la Iglesia hubiera cumplido con su deber de capacitar a los recién convertidos para que puedan trabajar para Cristo. El mundo entero estaría evangelizado. Pero al contrario, muchas iglesias se ponen en contra de los recién convertidos que tratan de servir al Señor.


 

 

 

LOS APOSTATAS DE CORAZÓN

SINTOMAS
  • ♦ Descuido en cuanto al altar familia
  •  
  • ♦ Apatía espiritual
  •  
  • ♦ Amor hacia los pasatiempos mundanos
  •  
  • ♦Desinterés en las misiones y obras misioneras
  •  
  • ♦ Falta de interés en la oración personal
  •  
  • ♦ Espíritu de censura
  •  
  • ♦ Laxitud en los principios morales.
  •  
  • ♦ Un temperamento irritable e irrefrenable.
  •  
  • ♦ Falta de interés en la Santa Biblia.
  •  
  • ♦ Falta de interés en la conversión de las almas.
  •  
  • ♦ Perdida de interés en la conversión  y el compañerismo de las personas de alto calibre espiritual.
  •  
  • ♦ Falta de gozo en el servicio de Dios.
  •  
  • ♦ Ausencia de las reuniones de oración por razones que no tienen importancia.
  •  
  • ♦ Predominio del temor al hombre.
  •  
  • ♦ El apego a los  formalismos, a las ceremonias y a las cosas que no son esenciales, son síntomas de un corazón apostata.
  •  

 

Para mí una de las ocasiones más comunes de apostatar la encontraremos en el clamor por indulgencia de los distintos  apetitos e inclinaciones. El apetito de comida es frecuentemente (y quizás más frecuentemente que ningún otro) ocasión de caída. Temo que son pocos los cristianos que ven peligro en esto. El mandamiento de Dios dice: "Si, pues, coméis y bebéis, o hacéis otra Cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios"

 

(1 Corintios 10:31).

 

Los cristianos olvidan esto; y en vez de fijarse en las leyes de la salud y de la vida comen y beben hasta darse gusto. Más personas de las que la Iglesia se percata son esclavas de la glotonería. La mesa es una trampa mortal en que incontables multitudes han caído. Hay personas que se abstienen de las bebidas alcohólicas. Sin embargo, se entregan al té, al café, al tabaco y a comidas que en cantidad y calidad violan las leyes de la salud. Entregarse a la gula es arruinarse de cuerpo y alma. Mostradme a un glotón y  mostraré a un apóstata.



En lugar de alejarse de la tentación, correrá hacia ella. En consecuencia, tendrá aflicciones que no hubieran sobrevenido, si no se hubiera alejado de Dios. La persona de corazón apóstata,  siempre anda con insensateces. Como ha rechazado el consejo divino, es lógico que caiga en las profundidades de sus propias necedades. Inevitablemente dirá y hará infinidad de tonterías y ridiculeces. Como es cristiano de dientes para a  fuera, estas cosas se notaran mucho más, y le pondrán en ridículo. El apóstata es, sin lugar a dudas, la persona más tonta del mundo.



 

No creas que podrás cambiar simplemente reformando tu conducta externar. Comienza con tu corazón e inmediatamente ponte en paz con Dios.

 

No pienses que estás justificado, porque no lo estás. Tu Conciencia te condena, y sabes que Dios tiene que condenarte y que si Él te justificara en tu estado actual, tú conciencia no lo justificaría a Él. Acude, pues, a Cristo en seguida, como el culpable y convicto pecador que eres. Reconócelo y acepta la culpa que es tuya, y confía que, a pesar de tus extravíos, Dios aún te ama. Su amor es eterno y en Su misericordia te arrastra hacia Él.



CRECER EN LA GRACIA

 

EVIDENCIAS DEL CRECIMIENTO EN LA GRACIA…

  •  ♦ GOZO EN MEDIO DE PRUEBAS,   DESILUCIONES Y GRANDES DOLORES.
  •  ♦ UN CRECIENTE CELO POR EL HONOR DE DIOS Y LA PUREZA Y EL HONOR DE TU IGLESIA.
  •  
  • ♦ UN CRECIENTE INSENSIBILIDAD HACIA LAS LISONJAS O LAS CENSURAS DE LOS HOMBRES.
  • ♦ PERDIDA GRADUAL DEL SENTIDO DEL YO.
  •  
  • ♦ ESTAR CADA VEZ MENOS DISPUESTO A HABLAR SEVERAMENTE,  O A JUZGAR DESPIADADAMENTE A LOS DEMAS.
  • ♦ UNA CRECIENTE INSENSIBILIDAD HACIA LOS OFRECIMIENTOS DEL MUNDO.
  •  
  • MENOR PREDISPOSICION  HACIA EL RESENTIMIENTO.
  • MENOR PROPENSION A RECORDAR LAS OFENSAS.
  •  
  • ♦ UNA CRECIENTE TRANQUILIDAD AUN EN MEDIO DE REPENTINOS Y APLASTANTES DESASTRES.

Recuerda que cada paso de progreso debe darse por fe y no por obras. En la gracia sólo se crece a través de la fe. Debes apropiarte y revestirse de Cristo a través  del Espíritu Santo. Con cada paso de progreso debes alcanzar una nueva unción del Espíritu Santo por medio de la fe.


OBSERVACIONES (FINNEY)

 

 

Los Seminarios Teológicos tienen que prestar una mayor atención al crecimiento en la gracia de los estudiantes. Necesitan un profesor de religión práctica que tenga suficiente experiencia y poder para impulsarlos hacia esos planos más elevados de la experiencia cristiana que son esenciales para guiar a la Iglesia hacia la victoria. Es sorprendente el poco esfuerzo que se pone en cultivar el corazón de los jóvenes estudiantes del ministerio. Tenemos que cambiar en este respecto. Un nivel mucho más alto de experiencia cristiana debiera ser requisito para la ordenación. ¿Sorprende el que la Iglesia sea tan débil e ineficiente cuando los directores y maestros son, en gran parte, simples niños en cuanto al conocimiento de lo espiritual; cuándo la madurez en la experiencia cristiana no es parte esencial de la educación de un ministro? ¡Esto es infinitamente más peligroso y extravagante que el entregar el mando de un ejército en el campo de batalla a individuos que, si bien entienden matemáticas, jamás han recibido adiestramiento ni tienen experiencia militar.

En este respecto, también, tienen que introducirse grandes cambios. Las iglesias deben negarse a ordenar y aceptar pastores a menos que estén plenamente satisfechos con el progreso de éstos en la experiencia cristiana y de que por tanto podrán dirigir la Iglesia y mantenerla viva.


CRISTIANO YA NO TIENES EXCUSAS

 

Ya conoces la clave del avivamiento. Acabas de leer las palabras de Charles G. Finney, uno de los más grandes evangelistas de Dios, quien hace un siglo, con el poder de Dios, guío miles de almas a Cristo.

Las circunstancias entonces eran las mismas de ahora. ESTUDIA BIEN ESTE FOLLETO, CUENTA LO QUE HAS LEIDO EN EL, PASALO A OTRO. Estamos próximos a un avivamiento y el ESPIRITU DE DIOS se derramará sobre la tierra. Ya nos parece escuchar el sonido de la lluvia de bendiciones. Jesús nos ordena ser CELOSOS Y ARREPENTIRNOS. Llena de aceite tu lámpara. 

 

¡NUESTRO REY YA VIENE!.


LOS CAMPOS ESTÁN BLANCOS PARA LA SIEGA, LA NOCHE SE ACERCA Y TÚ ESTAS IMPIDIENDO EL GRAN AVIVAMIENTO.




ES HORA DE QUE LOS CONQUISTADORES DE CRISTO AVANCEN…


 

 

 

 
 
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS