Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
 
Spanish English French Portuguese

 

Radio Cristiana

Devocionales



+57 3156986408

Enter Amount:





contadores visitas gratis
 
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
 
 
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS
 
La Música y su Influencia en Nuestra Vida
Temas Bíblicos
Bookmark and Share


LA MÚSICA  y su

 

Influencia En Nuestra Vida

 

 

La música es un instrumento creado por Dios y  tergiversado por Satanás, para engañar a muchos y robar la adoración que sólo Dios merece.  La música condiciona nuestro comportamiento.

 

- EL PLAN DEL DIABLO A TRAVÉS DE LA MÚSICA MUNDANA:

Satanás trazó el plan de meterse en la mente y en el corazón de la humanidad a través de la música mundana y así controlar su comportamiento y gobernar sus vidas hasta llevarlas a la perdición y la muerte, no sólo física, sino espiritual. Robar todo lo que aman, su familia, sentimientos, amigos y aún ellos como personas. Juan 10:10 dice: "El ladrón no viene sino para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia".

- PROPÓSITOS  DE  SATANÁS  A  TRAVÉS DE  LA   MÚSICA:

a. ROBA LA HONRA A DIOS Y LA VIDA ABUNDANTE DEL NUEVO CREYENTE.

Satanás le roba la honra y la adoración que corresponde sólo a Dios, lleva a la gente a cantar y bailar melodías que glorifican al enemigo, a los hombres, a las cosas y a los objetos. Con mensajes directos e indirectos se exaltan los pecados que Dios ABOMINA como la fornicación, el adulterio, los placeres sexuales, la inmoralidad en el vestir, la vanidad, el orgullo, la falta de perdón, y la venganza, entre otros. Así, roba las almas de quienes le siguen y les quita la vida abundante que Cristo conquistó en la cruz.

Cuando cantamos canciones con mensajes como: "Devórame otra vez", ponemos en nuestra mente palabras que despiertan nuestra carne, pasiones y deseos sexuales, con el fin de llevarnos a ceder nuevamente a la esclavitud del pecado. La persona que no puede renunciar a la música secular o mundana, aún tiene al mundo en su corazón y su Señor no es Dios, sino la música pagana.

Una joven comenzó a caminar con Dios, vio el poder de Dios para dejar todo aquello que no le servía, como la música mundana y su novio mundano, quien acostumbraba llamarla bajo los efectos de perjudiciales bebidas alcohólicas. Sin embargo, ella se permitió ciertas libertades con la música no cristiana, en especial con la bailable. Esta la hizo VOLVER ATRÁS, pues nuevamente se despertó en ella el deseo por las fiestas, por su antiguo novio y otras cosas QUE NO AGRADAN a DIOS PADRE a su HIJO JESUCRISTO y al ESPÍRITU SANTO. Su fin fue triste, terminó sin Dios, sin novio y con un hijo sin padre.

Esta joven desperdició su vida y dañó el plan que Dios tenía para ella, hizo que la música mundana y su novio mundano ocuparan un lugar por encima de Dios Padre, de su Hijo Jesucristo y del amado Espíritu Santo.

Es nuestra responsabilidad mirar de quien somos. Para esto nos ayudara evaluar, si lo que cantamos y con lo que estamos llenando nuestra mente es lo mismo con lo que JESUCRISTO llenaría su corazón si estuviera en nuestro lugar.

b. DESTRUYE LA VIDA DE SUS SEGUIDORES:

La música mundana tiene el poder para destruir a sus oyentes, Mick Jagger, más conocido como el "lucifer del rock", decía: SIEMPRE TRABAJAMOS PARA DIRIGIR EL PENSAMIENTO Y LA VOLUNTAD DE LA GENTE, Y LA MAYOR PARTE DE LOS GRUPOS HACEN LO MISMO".

En los conciertos la gente es incitada a través de la música, a cosas que en otras circunstancias, seguramente, no realizarían. Los jóvenes por ejemplo se despojan de sus ropas y terminan descubriendo sus partes íntimas o en relaciones sexuales PECAMINOSAS. Todo se mezcla entre sí y fácilmente, los asistentes terminan bajo los efectos de la droga, cediendo a cualquier cosa o entregándose desmedidamente a la violencia. Así lo reflejan los periódicos que narran los sucesos de los lugares en donde estos grupos tienen participación.

Se cumple el dicho popular que dice: "Así paga el diablo a quien bien le sirve", el vandalismo y las prácticas realizadas denigran a los participantes, LES INCITA A HACER LO MALO, los deprime y les trae sentimientos de soledad o derrota, llevando a muchos al suicidio. Por todo ello, no debemos dejarnos envolver por este tipo de música, pues al hacerlo permitimos a Satanás cumplir su propósito: LA CONDENACIÓN DE NUESTRA ALMA EN EL TERRIBLE Y TORMENTOSO INFIERNO DE FUEGO.

La persona que pasa el día escuchando música mundana siente el deseo de hacer lo que oye. Si dedica su tiempo a oír música en donde sólo habla de lo que pudo y no fue, de la tristeza, la desilusión o el dolor que la vida le ha dejado, terminará deprimido, llorando amargamente, ingiriendo bebidas alcohólicas para ahogar las penas o suicidándose, dejando el caos en su familia al destruir su vida.

Conocí el caso de un joven de 17 años, estudiante de bachillerato que vivía con sus hermanos. Un día comenzó a sentir una profunda soledad y se hizo de malos amigos, empezó a asistir a conciertos de música rock, allí los jóvenes SE DROGABAN Y SE GOLPEABAN. Al cabo de un tiempo, este joven le comentó a su familia que había adquirido un compromiso muy serio, sin dar más explicaciones, al día siguiente SE DISPARÓ UN TIRO Y TERMINÓ CON SU VIDA. El diablo cumple su plan, matar a quienes caen en su trampa, acaba con sus vidas y con la esperanza de encontrar una vida mejor, los lleva a un Lugar de Tormento de donde no pueden salir.

MUCHOS CREYENTES caen en su trampa, creen ser lo suficientemente fuertes para vencer la tentación y gobernar sus vidas. Terminan nuevamente esclavos de su pasado, del licor, del sexo ilícito, de la inmoralidad, de la vanidad, de la perversión, de la violencia, y de maldad. Se convierten en hijos del diablo, Y AL MORIR EN SU PECADO PIERDEN LA SALVACIÓN y la vida que ganó para ellos Cristo en la cruz. (Hebreos 2:1-3 Hebreos 10:26-31).

Dios quiere darnos vida y vida en abundancia, usted puede experimentarla en la medida en que pone en su mente cosas de edificación, música cristiana reverente que lo reconforte, le traiga paz, le acerque a Dios Padre y le haga mejor como persona.

Cuando la MÚSICA MUNDANA Y LA MÚSICA POPULAR alaba al sexo, las drogas la rebelión, la religión falsa y la adoración a Satán y los demonios, los oyentes empiezan a alabar y a seguir estas cosas.

- EL MALÉVOLO,  MALIGNO,  DESTRUCTIVO Y REBELDE ROCK:

La cultura de estos días es muy singular pues eleva las figuras rockeras a la posición de héroes populares. Los degenerados  ídolos  del pop  y del rock de los años 70 y 80 no ofrecen ningún mensaje excepto la auto indulgencia y la rebelión. Son parásitos que abusan del orden social que los alimenta, hipócritas que firman contratos de discos multimillonarios con establecimientos que dicen despreciar. Usando mucho lenguaje satánico, estos "artistas" apoyan y moldean conductas destructivas cormo el consumo de drogas, la promiscuidad sexual, la violencia y la inmoralidad en el vestir. Alegando no tener responsabilidad alguna sobre la imagen que proyectan, han inspirado a las mentes jóvenes y débiles a cometer abuso sexual, mutilación, asesinato y suicidio.

La reunión de ritmo, luces y drogas integran la fuerza social más destructiva que el mundo jamás había conocido y permite que un grupo pequeño de personas, manipulen y hasta dominen las mentes de millones de jóvenes. Amigo, la música mundana no es un pasatiempo inofensivo, es una droga más mortal que la heroína. Además el rock es la fuente de la revolución y de la rebelión, pero no sólo el rock es música mundana, también lo es: la salsa, el merengue, los tangos, el trance, la champeta, la música de baile, la música vieja, etc., ya que estos ritmos también exaltan el alcohol, la infidelidad y la sensualidad, y sus videos musicales promueven el nudismo, la vanidad y la inmoralidad en el vestir

- COMO MANEJAR LA MÚSICA AHORA QUE SOY CRISTIANO:

1. No permita pequeñas concesiones en lo que a música mundana se refiere, fácilmente puede quedar atrapado por la música.

2. Determine orar y pensar en otras cosas cuando tenga deseos de escuchar música mundana.

3. No escuche música que avive recuerdos o vivencias del pasado, le pueden llevar a sus antiguas practicas o andanzas.

4. Haga las cosas delante de Dios, mantenga la transparencia en todo lugar, sea consciente que el Espíritu Santo ve todas las cosas y está para ayudarle a ser fiel.

5. Destruya la música que le esclavizó en otro tiempo, NO se olvide que Dios es poderoso para dar mucho más de los que pedimos o entendemos. (Lea Deuteronomio, 7:26 Hechos 19:19).

6. Adquiera BUENA MÚSICA CRISTIANA, pero NO salsa "cristiana", ni merengues "cristianos", ni rap "cristiano", ni trance "cristiano", ni mucho menos rock "cristiano", y otros ritmos modernos que han salido en los últimos tiempos que no agradan a Dios, sino HIMNOS Y CÁNTICOS ESPIRITUALES como lo ordena Dios en Colosenses 3:16 y Efesios 5:19. Amigo y hermano debes enten­der, que así el hombre diga lo contrario, a Dios se debe adorar en orden, con temor, santidad y MUCHA REVERENCIA.

 

 






Volver a Temas Bíblicos

 
 
Mitra Global CMS Mitra Global CMS Mitra Global CMS